¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Secreto del jamón ibérico de bellota: la dehesa y las bellotas

por / Lunes, 24 agosto 2015 / Publicado en PRODUCCIÓN
Bellotas, alimentación de los cerdos Castanoble

Uno de las mayores claves del éxito del jamón ibérico de bellota es la crianza de los animales en las dehesas. Los cerdos se crían libres y su alimentación exclusiva a base de bellotas de encinas y alcornoques hace que el jamón ibérico de bellota tenga una identidad propia, diferencia del resto de jamones.

Como hemos dicho, las bellotas le dan al jamón ibérico de bellota un sabor muy especial y característico, diferenciado del resto de los jamones y con muchos más matices que un jamón de cerdo que ha sido alimentado a base de pienso

 

 

Las bellotas son frutos ricos en materia grasa, en su gran mayoría ácido oleico, esto hecho no hace que el animal engorde solo con materia grasa, pues al criarse libremente en la dehesa, ejercitan mucho los músculos. Así, la combinación del ácido oleico de la bellota y el ejercicio  hace que la grasa tenga muy poco colesterol, siendo el jamón ibérico de bellota un jamón muy saludable.

Las dehesas son un ecosistema muy particular. Kilómetros de campo donde los animales pastan tranquilamente, y con varias especies de árboles como el alcornoque, la encina, la haya o el pino. Son sinónimo de armonía entre pastores y naturaleza y uso como terreno acotado para el pastoreo se remonta a muchos siglos atrás cuando eran grandes bosques de encinas cuyos dueños utilizaban para la cría de ganado, y recibía por nombre “defensa”. Hoy en día siguen siendo varios kilómetros de terreno donde se crían animales, pero en este caso cerdos ibéricos de bellota. Son criados en unas condiciones únicas de estos pastos tan particulares, exclusivos de nuestro país y nuestro clima

¿Cuáles son estas condiciones únicas? Sin duda sus árboles que son los responsables de la fertilidad de la tierra. Además, dan una sombra que crea unas condiciones climáticas muy particulares y protegen el suelo y a los animales que pastan en él. La encima y el alcornoque son los que dan las bellotas, alimento exclusivo de los cerdos ibéricos de bellota. Lo hacen entre septiembre y febrero, por lo que esta es la época de engorde de los cerdos. Además de las bellotas, los animales se alimentan también de hojas y raíces  especialmente en las épocas en las que no abundan las bellotas.

De este pequeño ecosistema tan especial salen los exquisitos jamones ibéricos de bellota Castanoble.

 

 

 

Deja un comentario

SUBIR